RUTA DE LOS BANDOLEROS (RONDA 15 ABRIL)

 CRÓNICA RUTA DE LOS BANDOLEROS (POR JAVIER BONILLA)


Bueno pues ahí va: 
No sin muchas dudas, incluso de hasta última hora, no nos pusimos en marcha para realizar esta ruta, la verdad es que el frío y la lluvia que se anunciaba por la zona en el fin de semana hizo que muchos “omíos” se quedaran en 
casa, otros por motivos bien personales o familiares también les impidieron ir. 
Pero bueno al 
final, el domingo bien temprano, a las 6 y media de la mañana, trece “omíos” (Carlos Salguero, Rigui, Tallo, los niños: Antonio Bustos y Jesús, Lora, César, los dos hermanos “Pistolos”, “Fruti”, José Ramón “Cano”, Miguel y un servidor) nos poníamos en camino dirección a Ronda. 
Yo fui con mi primo Lora y César en su furgoneta “ZONACLIMA” y antes de salir tuvimos que ir a su casa porque se le olvidó el cuentakilómetros, indispensable para él ya que así controla la alimentación. Nos sorprendió, pero bueno como el que llevaba el 
coche era el... luego no le valió para nada y nos reímos, pero continuo con la historia. 
En torno a las 8 y pico de la mañana llegamos a la Ciudad del Tajo: Ronda que nos recibía con un frío tremendo, unos 6ºC y nuestro anfitrión Juan estaba esperándonos para ir a desayunar. Tras el desayuno (qué buena estaba la manteca colorá) y las presentaciones vamos a vestirnos y ahí que nuestro amigo César “güevón” se da cuenta de que no trae las zapatillas, ¡vaya tela!, se acordó del cuentakilómetros y no de las zapatillas. Menos mal que uno de los compañeros de Ronda tenía unas en su casa y fue el hombre a por ellas, ya se veía César esperando de visita turística en Ronda. 
Yo estaba algo nervioso, como casi siempre que voy a un ruta fuera, siendo esta para mi la tercera que realizo, porque estaba sin entrenar desde el domingo de Ramos y me preocupaba, pero al final me encontré mejor de lo que pensaba y a penas tengo agujetas. 
Al fin todos vestidos salíamos al campo y empezamos a rodar por caminos con muchos charcos, evitándolos estuvimos varios kilómetros, hasta que en uno de ellos se le fue la bici y José Ramón “Cano” cayó al agua, ¡con el frío que hacía!, el grito que pegó me asustó pero fue más por el coraje que le dio que por el 
daño, del que salió ileso completamente, pero chorreando y helado. 
La ruta siguió hasta el primer pinchazo de mi primo Lora, así que un rato parados, lo que aprovechamos algunos para ir adelantando, sobre todo los que andamos peor de forma. 
Antes de llegar a Alcalá del Valle, una cuesta abajo espeluznante, ¡vaya bajada! Atravesamos el pueblo y ahora viene la sorpresa una rampa impresionante, una pared vamos, tres o cuatro tuvieron arrestos para subirla sin poner pie en tierra, pero la mayoría nos bajamos. Según nos explicaron los compañeros rondeños el recorrido de esta ruta que veníamos realizando transita casi toda por la 101 de Ronda y esa “pared” la suben los aventureros de esa prueba. 
Ya de camino a Setenil los paisajes son preciosos y nuevamente otra bajada impresionante antes de llegar al pueblo, en ese pueblo blanco de Cádiz nos paramos para echarnos fotos y reponer fuerzas, Setenil es un pueblo precioso, impresionan las 
casas metidas en la roca. 
Estábamos a la mitad de la ruta aproximadamente y nos quedaba un buen trecho de subidas hasta llegar a Ronda. 
Pasamos por un terreno enfangado que nos puso las bicis impracticables, hasta tener que meterlas en un arroyo para quitarles el barro. Aquí un poco de guasa con el guardabarros de Rigui, que era el único que los llevaba de los nuestros para evitar que se ensuciara el maillot y la verdad es que de poco le valió. 
Transitamos por un lugar precioso, de senderos estrechitos junto a un arroyo y peligrosas zarzas hasta que subimos una buena cuesta para hacer otra tremenda bajada. 
Buscando el cuartel de la Legión nos cayó una granizada tremenda, y ahí tuvimos que resguardarnos bajo un alcornoque, que por cierto: ¿Pistolo que fruto da ese árbol? Jajaja ¡este César! 
Esperamos a que Lora arreglara el segundo pinchazo, (algo raro tiene la rueda no es normal tres pinchazos en las dos ultimas salidas) y bajamos nuevamente ahora dirección hasta el cuartel para buscar la tremenda subida del tajo de Ronda. 
Pasado el cuartel nuevamente una avería, a Dalmacio se le había roto el sillín y quedaron atrás algunos con él, los menos preparados seguimos adelante. 
Me quedé solo, tenía por delante a Rigui este paró a mear y lo adelanté cuando llegó un cruce no supe que hacer y esperé al expresidente y nos aventuramos por donde creíamos seguía la ruta que subiría a Ronda. Increíble, la verdad que ahí haya un camino (otra pared) de guijarros que me hizo a mi y a Rigui poner pie en tierra un buen trecho del mismo. Yo en cuanto me rehice un poco la completé en bici, piñón grande y plato chico todo el tiempo. 
Esperamos ya en la ciudad a que llegase el resto del grupo y empezó nuevamente a llover, en la cuesta varias incidencias, caída de Langarica, que llegó fastidiado en el brazo y mano, rotura de cadena de Alejandro (compañero de Ronda) que se la arregló Tallo. 
Cuando llegaron todos nos dirigimos por el centro de Ronda, atravesamos el puente del “cooñooo” buscando el lugar donde habíamos dejado los coches. Nos cambiamos y fuimos a comer, unas risas con los chistes de Rigui y César, algún pique entre ambos, jejeje y rumbo a El Viso con parada intermedia en la “cueva del gato” para ver el chorro de agua que sale de la montaña donde una pareja de novios estaba haciéndose un reportaje fotográfico y aprovechamos para inmortalizar el momento con unas fotos. 
Finalizó la jornada algo cansados cuando llegamos a nuestro pueblo a las 7 y media de la tarde y cada uno tiró para casita. 
Dejar constancia del magnífico día, que estas rutas merecen la pena hacerlas y que dan experiencias y compañerismo. 
Me gustaría agradecer a los compañeros rondeños: Juan, Alejandro y Pablo, que se portaron con nosotros de maravilla y tuvieron la paciencia para aguantar a un grupo de cachondos como el nuestro. 
Aquí pocos destacaron puesto que al ser una ruta poco competitiva todo el mundo fue pendiente de todo el mundo. Los niños se portaron bien, el presi pendiente de todos, haciendo de fotógrafo, Miguel incombustible, el nuevo socio: “Pistolo” grande, que si no me equivoco es la primera vez que sale fuera, disfrutó muchísimo, Fruti estaba que se salía, se nota que ha entrenado estos días y le dio un repaso a su rival Rigui, éste algo flojillo pero todo un experimentado “crakc”, Langarica bien, este está en forma además con mucha experiencia, César a pesar de todos los avatares siempre va a más, mi primo Lora es un máquina, Tallo otro con gran experiencia y sabiduría, además me sorprende, siempre va a arreones, lo mismo está detrás tuya que va contigo un rato con la lengua afuera, que pega un subidón y se va de ti un kilómetro y José Ramón, siempre humilde y nunca dejando atrás a nadie, pero él sabe que poco le hace falta para rendir a gran nivel. Y yo pues lo que dije antes me sentí bien, a pesar de que llegué el último a todo, cosa que me importa poco...de momento. 
Esta es mi crónica, espero que haya alguna más. 
Salu2 Javier.

 

 

 FOTOS

PÁGINAS LOCALES
Registro usuarios
User login
En Línea
There are currently 0 users and 1 guest online.