AVENTURA EN EL RÍO TINTO

Bueno aquí estoy otra vez para contaros una nueva ruta "senderismo-puenting" donde los omios han vuelto a dejar su huella. Si, si, lo habéis leído bien senderismo, puenting, incluso si me apuráis hasta espeleologismo es lo que hemos hecho hoy y se lo voy a explicar. A eso de las 8 de la mañana nos pusimos en marcha dirección a La Palma 21 bikers, en una mañana algo fresquita, pero inmejorable para la practica de nuestro deporte.
 
LLegados al lugar de partida y después de las pertinentes fotos de familia empezamos la ruta dirección a Berrocal, después de unos primeros kms por carretera y después de un regate de nuestro querido GPS, giramos a la derecha y nos encontramos a la primeras de cambio con mi querido y recordado Río Tinto, memoria de una ruta inolvidable. Y es que en esta ruta vuelve a ser actor protagonista el tan "borracho" Río Tinto, o como dice un omio: lentejoso río, "porque darle un buche es como comerse un plato de lentejas", o tal vez, como también dice el mismo omio que "allí van la gente a pescar manetas, tornillos, etc.". Así que discurriendo siempre río arriba y circulando por las vías de un antiguo tren, ya abandonado por la mano del hombre, hicimos los primeros casi 40 kms en casi 4 horas y es que hicimos mas senderismo-puenting-espeleologismo que ciclismo, fuimos más tiempo a pie que en lo alto de nuestras btt, pasamos por unos puentes en los que sólo nos faltaban las cuerdas para hacer puenting (que miedo, mirar las fotos y lo comprobáis), es más algunos hasta prefirieron pasar por debajo, pasamos por túneles que si lo llegamos a saber nos llevamos los cascos con las linternas para poder ver (se sugiere a los señores ciclistas que para pasar por lugares oscuros y sombríos es aconsejable quitarse las gafas de sol) (yo quedo excluido, es que si me las quito veo menos todavía).
 
Bueno, bromas aparte, fue una primera parte casi interminable que entre las vías, los puentes, los túneles, los pinchazos (y si no que so lo pregunten a Lora, hoy te ha tocado a ti, bueno aunque creo que mas de uno también ha tenido lo suyo, Andrés me parece que esa burra ya venia coja, ah por cierto, yo pa comprarme una Giant gama alta y que pinche o pierda aire, no sé lo que le ha pasado exactamente, me quedo con la mía yo me creía que eso no se rompía nunca, Angelita lo han timao), y las caídas porque también ha habido caídas tanto humanas, si y aunque parezca mentira no he sido YO (Vaquero llevas una bici no un avión no se puede aterrizar así, bueno lo importante es que solo fue un susto), como de btt, si es que también se ha caído una btt, bueno a lo mejor es que la dejaron caer queriendo (Jorge si tienes envidia de la Giant y te quieres comprar una nueva y no sabes como, no hace falta que mates a tu burra, me la das a mi y punto), la tiró desde lo alto de un puente por los que pasamos, la pobre, que lastima.
 
Pasado este tramo que más parecía una aventura de Miguel de la Cuadra Salcedo, que una ruta de btt, y después de abandonar el río (adiós querido río, hasta la próxima) pusimos dirección de vuelta hacia La Palma. Bueno parece ser que lo malo había pasado ya y que el camino de vuelta no iba a ser tan accidentado como el de ida, que según ponía en la hoja de ruta ya sólo nos quedaba por complicado una subida de unos 6 km y lo demás seria cocer y cantar. Entonces lo dicho dirección hacia el punto de partida por un camino que en un principio iba a ser por tierra pero que por lo visto lo han asfaltado, para regocijo de mas de un omio, y nada más empezar nos encontramos con la susodicha subida de 6 kms
 
Pues nada cada uno a su ritmo y palante. Y empezamos a subir 1, 2, 3, bien parece que esto es pan comido, ya está, una bajada y ya en teoría solo quedan otros tres más o menos, digo yo, pues no 6, 7, 8, joder que esto tiene más de seis, verás ya verás, a que la liamos. Liar no sé si la liamos pero 6 kms de subida no había, a mí por lo menos me parecieron 20, pero no pasa nada se hicieron, con esfuerzo, de eso es de lo que se trata, de superarnos cada día un poquito más, y cada uno llegó a los coches a su ritmo y como pudo, sólos o acompañados, unos antes y otros después y lo más importante de todo, que lo podemos contar.
 
Así que a eso de las 2.30 mas o menos llegamos a los coches exhaustos, pero con la alegría del trabajo bien hecho (Dani sigues siendo el mejor, no lo digo yo, lo demuestras tú), y yo no sé a ustedes pero a mí me ha parecido una muy buena ruta y lo mejor de todo como siempre en el Bar la Coleta.
 
Como siempre y cada vez que hago una crónica me gusta terminarla con una dedicatoria, y esta no iba a ser menos, y como ya he dicho en otras, estaría feo dedicármela a mi mismo (a ver si se anima algún día alguien y me la dedica), se la voy a dedicar a un omio que después de algunos meses recuperándose de una lesión, me lo he vuelto a encontrar hoy, y no de cualquier manera, sino a lo grande y como lo que es un verdadero campeón que yo me creía que lo iba a tener que esperar y ha sido él quien me ha esperado a mé, va por ti Quique, eres un ejemplo para todos.
 
CRONICA José Manuel Vergara

 

 

PÁGINAS LOCALES
Registro usuarios
User login
En Línea
There are currently 0 users and 0 guests online.